¡Qué horror! Ya está sonando el despertador

reloj despertador

 

Tras un día duro no hay otra actividad que hagamos con más ganas que acostarnos para que nuestro cuerpo y nuestra cabeza descansen. No hay nada mejor para los días de frio que acostarte y que te resguarden las sabanas, ni nada que mejor reponga tus fuerzas cuando el cansancio es muy grande que dormir ocho horas.

A muchas personas, después de este merecido descanso, les cuesta levantarse. La alarma del móvil comienza a sonar cada 5 minutos y sientes que el sueño se sigue apoderando de ti. Levantarse y despejar es una actividad que no a todos se nos da igual de bien de hecho, a nadie nos gusta que la alarma suene insistentemente y, hay días en los que, incluso varias horas más tarde de habernos levantado, seguimos con pesadez de ojos y bostezando.

Si eres de esas personas a las que les cuesta despertarse estate atenta a los siguientes consejos para que se haga más llevadero el momento en el que suene la alarma:

Despertador

Cuando suena todas las mañanas parece nuestro peor enemigo, pero debemos tener claro que se puede convertir en nuestro mayor aliado para despertarnos con energía. Di adiós a los antiguos despertadores con una alarma estridente que hacen que no te guste nada que te despierten y compra uno moderno donde haya más funciones que la de mero despertador.

Hoy en día existen despertadores digitales muy llamativos como este altavoz-despertador con efectos de pixel art el cual va a añadir, sin duda, diversión y animación a tu despertar. Lo puedes controlar desde tu móvil mediante una app con la que puedes enviar mensajes de voz, y dibujos en forma de pixel para que tus despertares sean mucho más amenos.

 

No alargues el momento

Lo mejor para evitar que se nos peguen las sábanas es no alargar el momento y levantarnos cuando suena la primera. Esto se debe a que cuanto más lo prorrogues más difícil será que te despejes llegando a durar el aturdimiento varias horas incluso cuando ya estás en clase o trabajando.

Lo mejor para evitar que te cueste tanto levantarte cuando suena la alarma es acostarte a una hora prudencial que te permita dormir, al menos, ocho horas de esta forma, nuestro organismo habrá recargado las pilas y estará listo para todas las actividades que deparará el día.

Dúchate

Sentir los ojos pesados y que no tienes energía para afrontar el día sólo significa que nuestro cuerpo aún sigue aletargado por ello, para despejar nuestra mente y nuestros ojos y, con ello, despertar definitivamente podemos ducharnos con agua templada. Esto nos ayudará a recargar nuestro cuerpo de energía para afrontar todo un día lleno de actividad.